sábado, 8 de septiembre de 2012

Sombras de colores


           



De repente descubrí que mi sombra estaba pintada en las paredes de la ciudad...eran colores brillantes y reían enloquecidas por las luces del tiempo...y no...no eran solo otoños...eran primaveras alérgicas de madreselvas rosas...fríos inviernos de escarchas en las veredas y cálidos veranos de mangos y duraznos
Al ver dicha sombras pensé que la vida siempre te reserva...la fuerza suficiente para aceptar que soy feliz a pesar de todo...sin olvidar a mi amor...podía resolver que hacer...con un abanico de opciones a seguir...y puedo elegir...soy libre de elegir...mezclando colores para llegar al ideal...puedo saber que nunca es tarde para vivir
Sin embargo me asusta la idea de tener que optar por esta y esta ciruela...me consuela el saber que puedo cambiar de opinión y llamar al delivery y pedir pomelos amarillos
He llegado a la agradable conclusión de que las sombras no son tan obscuras si sabes mirar
Llevo en mi corazón la libertad de vivir despierta...soñando imposibles y posibles en las manos...sin seleccionar nada para olvidar.


2 comentarios:

  1. Impecable texto y magistral frase final. ¡Felicitaciones! Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Gla me sonrei con "llamar del delivery", me emocione con "las sombras no son tan oscuras si sabes mirar" y el ultimo parrafo impactante
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Cuerditas...