jueves, 25 de octubre de 2012

Todos los días debían pasar



Al ver que los buenos días se sucedían en este bosque azul, Capito Mudo y Estrellas decidió acumularlos en el depósito de los buenos días para cuando la Nube Negra anunciara su inminente llegada
Hay quienes lo aplaudieron y otros le lanzaron escupitajos en su peculiar oreja...misma que albergaba doscientas abejas sumbadoras...las cuales muy alegremente lo ayudaban en la hermosa tarea
Los días iban pasando...pasando de todos los colores y sabores...bellos olores a crisantemos y madreselvas, Capito Mudo y Estrellas flotaba en las nubes muy algodonadas...suavecitos como caricias amorosas...los días soleados y arrebujado entre mantas rosadas...los días de lluvias, sin olvidar los días de nostalgias grises para dibujar mapas y carteles
En el fondo de su corazón sabía que todo esto no alcanzaba para el día perfecto...porque su amor se encontraba en el bosque dorado y no había camino posible...para acercarse...el puente estaba obstruido desde la última tormenta de arena y fuego...sin embargo...sus verruguitas estaban estables...sin movimiento alguno...él se sentía bien...con todas las ilusiones cargadas de sueños...mas no podía...todos los días debían pasar...era su tarea




1 comentario:

  1. En sueños se pueden cruzar los puentes y salvar obstáculos
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Cuerditas...