sábado, 3 de septiembre de 2016

Dulce...muy dulce





Y comenzó la música
La magia se expandió y el lugar se hizo mágico
Todos los otros-otros y yo...nos contagiamos...el grito se hizo general
La emoción llegó y se transformó en lágrimas
Casi que no lo quiero contar...sin embargo es un débil casi que...
La marea humana se movía como olas en el mar
Entre la emoción y la canción ...el cantante...preso de una fuerza de águila dorada en vuelo...nos transportaba al infinito universo...cargado de excitolina ovejuna...se lo veía feliz de estar y ser
La guitarra se había convertido en el alma del sol
El frío se derretía antes de tocarme...yo...tenía el corazón calentito y la piel erizada 
Cada nota...cada canción...cada sonrisa de ese cielo...penetraba mi corazón...de donde se desprendían las escamas de protección
Al final...al volver al mundo real...me arrastraba entre las calles de escarchas...el frío no impedía pensar en lo vivido...una ráfaga de frescor y miel
Dulce...muy dulce...la sonrisa en mi corazón








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuerditas...