miércoles, 17 de agosto de 2011

Siento





Parecía dormida
Sus Alineación al centropensamientos estaban quietos
Así como su cuerpo
Nada se movía...ni siquiera el mundo
Ella estaba sumida en sensaciones
Relajada y feliz.




..

4 comentarios:

  1. Hola.

    Es un gusto el poder volver a visitar tu blog.

    Saludos y muchas gracias por compartir tus escritos con nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Quiero contarte una anécdota
    Ocurrió hace muchos años
    Elsa y yo veníamos del colegio...una tarde...como todas las jovencitas hablabamos de nuestras cosas y de repente nos dimos cuenta que unos gansos gigantescos nos querían atacar...corrimos hasta quedarnos sin aire...nos pegamos un susto de aquellos. Después fue todo risa.
    Elsa es una mujer que estudió medicina a pesar de todo y de todos. Luchó y trabajó para obtener lo que ella quería.
    Vivimos dos años en Bs. As. solas las dos...trabajando, ella para juntar dinero para estudiar y yo para comprarme cosas para mi futura casa.Si bien era una vida dura...nos teníamos una a la otra. Pasamos hambre...y cuando llegó un día en que ya no dábamos mas ocurrió algo insólito...caminando por las calles de Bs.As. vimos una paloma blanca dibujada en la vereda...volvimos al segundo para ver si estaba y ya no estaba...
    Otro día...hacía varios días que no comíamos nada sólido...cobramos y fuimos derechito a comer...entramos a un bar...pedimos una pizza entera...tanta hambre...lo comimos tan rápido...casi sin respirar (unas enormes ampollas, nos quemamos el paladar) Al fin que nos quedamos satisfechas y levantamos la vista del plato...¡SORPRESA! era un bar solo para hombre...estos nos miraban divertidos...nosotras...rojas como dos tomates.Saludamos a todos con la mano (con la cabeza en alto y la mano firme para que no crean nada raro) y nos fuimos a la pensión.

    ResponderEliminar
  3. Siempre me pasaban cosas raras pero nunca me pasaba nada malo.
    Un día...mi hermana Ñaku se comió la puerta de vidrio del Hospital Italiano en Bs.As. toda la gente se reía con ganas y yo también.
    Otro día en Formosa tuve que pelear con una mujer(Wichis)por un mango y me ganó la partida...ella se comió el mango. Desde ese día me levantaba mas temprano para poder bajar los mangos del árbol antes que ella...con los mangos no se juega y ella lo sabía muy bien.

    ResponderEliminar
  4. Amore mio...me encanta escribirte...así como si estuvieras conmigo...también me gusta que me contestes así como me contestás.
    Señorito amor...usted sabe que lo quiero mucho...

    ResponderEliminar

Cuerditas...