viernes, 14 de abril de 2017

En calma










Luego de pasar un día increíble en la casa de mi hermana Ñaku...me tomo el colectivo para volver a mi casita...subo...miro y encuentro un asiento...un asiento que me pareció la mejor flor
Al lado mío un joven que no llegaba a los veinte
Al rato, este se baja y me quedo con los dos asientos por diez minutos
La ventanilla estaba casi cerrada y ese casi me pareció una gloria...aunque no hacía calor. la brisa me lamía el cuello como un soplo de amante que se despedía hasta otro día
Un policía se sienta a mi lado...estaba nervioso y miraba a otro muchacho de edad indefinible...tal vez treinta...no mas 
Este hombre tenía una traza algo sospechosa...con barba de tres días...un abrigo a rayas...algo raído...muy sospechoso
Al poco tiempo el hombre con aspecto malicioso toma unas bolsas del portaequipajes y se baja en medio de la nada...en unas de las bolsas llevaba varias tiras de pan...quizás su familia lo esperaba con sopa caliente e la casa
El policía se tranquilizó...se durmió hasta su parada, en la ciudad
La brisa se convirtió en viento helado...como despedida de un amante que nunca volvería
Cerré la ventanilla...pensando en lo que me esperaba en mi casa...una cama calentita...unos amargos...me sentí en calma
El día fue maravilloso


1 comentario:

  1. Me da mucha pena leer lo que escribes ????????
    Te deseo un feliz domingo
    Amigo...yo no te olvido , besos y abrazos

    ResponderEliminar

Cuerditas...