viernes, 24 de mayo de 2013

El secreto del señor sol








Le he preguntado al señor de los vientos...si era capaz de hacer desaparecer las lágrimas de la Gaviota
Me dijo...muy huraño por cierto...que a él le era imposible...puesto que esas lágrimas eran del alma y esta se encontraba muy adentro del infinito...imposible de acercarse allí...imposible
Le he preguntado al señor de los castillos encantado y me ha dicho lo mismo...pero que le pregunte al señor sol
Le he preguntado al señor sol...si él podía aliviar esas penas...esas lágrimas tan tristes y el sol me contestó...solo puedo alumbrarte y mantenerte calentita mientras entras a ese laberinto y puedes calmar su tristeza con un abrazo de tu propia alma
Y así fue...pasó exactamente lo que el señor sol me dijo
Entré...caminé y llegué con la luz del sol...calentita y segura en tan tenebrosas tristezas...le di un beso de consuelo...un abrazo de alma gemela...y un caramelo de fresas y chocolates
Me despedí y por último le regalé una sonrisa...para cuando quiera volar hasta donde quiera...hasta el límite o hasta traspasar toda razón
Y en medio de nuestro abrazo final le dije muy bajito...siempre....siempre....contestando a lo que sus ojos me preguntaba
Siempre espero el vuelo de la Gaviota...espero ese día que por fin venga a mi








2 comentarios:

  1. Tu eres la gaviota. besos.

    Vuela, Abrazo Gla, y no te frenará el Viento, ni habrá castillos que no alcances.

    ResponderEliminar

Cuerditas...