lunes, 1 de septiembre de 2014

Las rosas que no existen





Hoy me encuentro generosa con tu recuerdo (bueno...solo un poco)
Hoy quiero regalarte un sabor nuevo para aquel beso de despedida
Una intensidad renovada para aquel abrazo...un beso apretado
Hay ternura inacabables para esas miradas...ese mirarte de reojo
Hoy puedo olvidar algunas rosas que quedaron muertas en el camino
Mañana...quizás sea muy tarde
Mañana...tal vez sea salvaje y huraña
Es que a veces tengo la mente en descanso y el corazón aletargado
El tiempo tan corto para volar en busca de los sueños ya maduros
El cuerpo tan discorde con las rosas que no existen
Ese aroma interminable que me persigue en los insomnios
Hoy me encuentro generosa con el recuerdo de aquellas mañanas



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuerditas...