miércoles, 6 de mayo de 2015

Patito roto




La siesta fue el encuentro con el Patito roto...en un  descuido del mundo acaricié sus plumas viejas...me devolvió el favor en una sonrisa pícara y con intenciones algo raras...yo le preparé su merienda de pato travieso...leche tibia y miel
Patito roto con la pata inflada de dolor...aliviaré tu sufrir...llamaré al doctor de los Patitos rotos...te pondrá una inyección y gritarás...mañana saldrá un nuevo sol y con el...un día de pendientes y calzones
Pasado volarás hacia mares y sueños...donde viven las canciones y el sol de noviembre
Esta noche...solo descansa con almohadas y penicilinas...besos y labios...








3 comentarios:

Cuerditas...