jueves, 28 de julio de 2011

Y...es su destino



El amor no puede dejar de respirar
Sus manos acarician pétalos de rosas
Dejando rastros en mi piel
Sus voces gritan un silencioso ruego
Girando en sus espacios de infinita ternura
Sus labios besan cada poro...cada latir
Navegando en sus cuerpos
El amor no puede dejar de respirar
La pasión se asemeja en los recuerdos
Lentamente recorre su camino hasta llegar
Y...es su destino...


1 comentario:

  1. no hay amor si no hay cuerpo como cuenco que lo contenga
    muy bueno
    besos

    ResponderEliminar

Cuerditas...