jueves, 22 de septiembre de 2011

Saltamontes quietecito...



Mi Saltamontes creyó que tenía catorce a diecisiete años...estuvo retozando y se le rompió la telita...
Creyó que podía saltar muy...muy alto y zas, quedó mal herido el pobrecito.
Yo lamento esa particular contratiempo...porque quería dar saltitos-montescos y bueno...será otro día...otro mes...otro año o quizás diez años...no importa...yo lo amo igual....muy igual...tan igual...eso no quita que quiera darle un tirón de...........por hacerse






Se que mi Saltamontes está solo y quieto...aburridisimo sin embargo no puedo verlo y es tan triste...ni siquiera puedo reír.
Desde me casita le mando salta-besos para que se sienta mejorcito y pueda regresar
Espero que la mariposilla no se aproveche de él...eso sería triste para mi...yo le regalaría un besuchis en su barriga y recorrería su cuerpecito herido...
Se que a veces me enojo tanto con mi Saltamontes y él tiene la culpa pero ahora borro todo con mi borrador mágico y prometo nunca mas...recordar...nada feo...
Le prestaría un poco de polvo...ese polvo poderoso...pero está muy lejos y custodiado por su aburrimiento lastimado (pobrecito-angá-el-yacaré) Un supiro largo de tristeza para hacer causa comun con él (jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaasssssssssssssssssssssssssssshaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa)
El señor Buho piensa que con mucho cuidado y algunos unguentos podría estar bien en una semana. Yo no se si confiar mucho en el señor Buho...a veces él también se equivoca.

Pero podría decirle al mono que lo visite para que lo divierta...espero que no se haga adicto...porque allí siqué sonamos todos...
Porque cuando te hacés adicto a un divertimento....solo querés ese divertimento y no es justo para mi...
No dejo de suspirar...pero también...no dejo de sonreír...ampliamente...es que es...divertido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuerditas...