jueves, 29 de septiembre de 2011

Todo




Muy de madrugada...cuando el aroma de la dama de noche, aún prodigaba caricias, salí al jardín para disfrutarlo...cuando...de la nada aparece una mapocha hermosa...se posa en mi nariz que en esos momentos no estaba estornudando y me dice:
-Amor...no dejes que la tristeza te consuma...deja que la belleza de la vida inunde tu mente, corazón y tu bello cuerpecito.
Yo le digo suavemente:
-Enséñame
-Yo no puedo enseñarte. Eso lo tenés adentro tuyo...allí junto a las alegrías y las sorpresas de cumpleaños
-No me daba cuenta que lo tenía, es que veces soy tan débil y mi cerebro se confunde con la nostalgia de un ayer y no puedo manejarlo.
-Es fácil  (te digo esto porque me caes bien, pero vos lo tenés que saber ya)  El ayer, el hoy y el mañana son etapas del ciclo de la vida...lo mas importante en estos momentos es el hoy...porque estás ahí y no mas allá ni mas acá.
-Ah
-Si...si vos sabés que cinco mas cinco es igual a diez y no quince por ejemplo, lo mismo pasa con todo lo demás...es fácil vivir contigo misma...solo debes tolerarte y aceptarte
-Yo trataba de cambiar para ser otra mas agradable al mundo
-Por eso se debe a esa frigidez en tu rostro...nooooo, se sincera con el mundo...aunque veas la mentira a tu alrededor...porque la mentira enferma y te transforma en una mentirosa que miente y se miente.
-Qué bello rayo de sol
-Si...es mi regalo del día jueves...para que descompongas los colores del sol y veas al mundo de colores
-Puedo decirte "gracias" pero mejor te digo "te quiero"
-Dí "me quiero" con esa palabra abarca todo en tu mundo y en el mío
-Adiós mapochita mía
-Hasta siempre amor...





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuerditas...