viernes, 13 de enero de 2012

El grito de la mente al corazón




El grito furioso de la luz...irrumpe la noche del olvido
Quién se queda quieta...muy quieta que parece la misma muerte
Que por el momento está ausente y yo sigo pensando en vos
Latiendo en tus venas
Si...esas que no se ven aunque todos miren con los ojos gigantes por la sospecha de encontrarse en el paraíso de los murciélagos.
Todo esto pasó una noche en que la gaviota se olvidó que no debía beber de aquella posión, que la llevaría a la pasión en un vuelo sin escalas...sin final
¿Amas?
Ángel que rodea mi cielo en un abrazo sin lugar...inalcanzable y generoso...en una larga noche de amor

Puedo no sentir
Quiero no sentir
Deslizarme en la nada
Perderme en el olvido
Quedarme en la oscura noche
Recorrer uno a uno los caminos
Llegar al desierto y morir

Este cuerpo que camina
Estas manos que hablan
Esta mente que se esconde
Este corazón que sufre
Separan...formando estrellas discontinuas e infinitas

Agónica muere la noche
Perdiéndose en negros pozos
Nubes olvidadas en capas de soledad
Aprisionan me alma
Mientras todo sucede sin mi...



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuerditas...