jueves, 15 de agosto de 2013

Memoria



Andaba una caricia...buscando a un quién
Yo le dije...yo soy una quién...si querés...estoy dispuesta
Me miró...me midió y dijo...oka...que bueno...que si
Mas tarde...casi que al otro día...vino apareciendo un beso...con la cara colorada...era un beso de pasiones escondidas...si esos me gustan...porque algunas cosas te vas guardando...solo por pudor femenino...no por orgullo
Apresurada...le abrí la puerta y lo dejé entrar...estaba tan feliz...hace tanto que no besaba así...ese beso me dejó con ganas...de verdad y bueno...ya vendrán días de besos rojos...naranjas y morados
Me acuerdo de esos abrazos...caídos en la cama...entre sábanas de blanco algodón...frescos y cálidos 
Ya se que parece triste vivir de los recuerdos y te digo que...no lo puedo evitar...es una adicción que me gusta


2 comentarios:

  1. Si son asi los recuerdos, no es triste...hermoso relato
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Creo saber lo que sucede. La realidad nos resulta tan irracional e inesperada que guardamos pequeños momentos, pequeñas escenas en donde se cumplían uno a uno nuestros deseos. Estoy seguro que si recordamos más allá, nos encontraremos con el por qué la relación se terminó y volveremos a constatar lo difícil que es vivir y amar.

    Un gran beso!!

    ResponderEliminar

Cuerditas...