domingo, 17 de noviembre de 2013

Piedras preciosas para Francisco









Me pinté las uñas de verde charcos
Salí a caminar por las orillas del río...marrón
Buscando una flor...rara
Para imaginar una historia 
Guardar mi cuento y contarte un día de lluvia
No pude hallar mi flor y su junté piedras preciosas para Francisco
A Francisco le gustan las piedras que su Aela le junta en sus escapadas de la ciudad
A mi me gustan las piedras que le junto a mi Francisco
Nos gustan las cosas que hace el otro y la otra
En una tarde...agarramos el auto y nos largamos...camino a Copina...a disfrutar el paisaje
Nos cruzamos con motoqueiros y quise volar con ellos...y no pude...estaba atada al asiento del auto
En el camino he visto unas flores hermosas...celestes...pero no eran raras
He visto en los cielos de ese mismo camino...águilas y chimangos...reina moras y cachilitos
Yo creo las puertas del cielo estaban abiertas y yo pude entrar por un momento
Esta mañana...quise pintarme las uñas de color crema...para poder volver a la ciudad y no pude...quise tener algo de ese día mágico de los sapos


Sin embargo te traje un dibujo...espero que te guste...soy yo...recordándote...en la mañana


No pude ver todas las estrellas...la luna celosa y muy agrandada...de mala nomas...no las dejó salir
El sol...estuvo brillante y tibio...yo...fui feliz teniéndolo en mi piel





1 comentario:

  1. Lindo relato gla, la magia habita en ti.
    un beso.

    No dejes escapar al sol.

    ResponderEliminar

Cuerditas...