jueves, 13 de febrero de 2014

La inocencia de creer...




Parece que los días no terminarán...solo porque yo lo quiero
Me cuesta entender...porque...ya no quiero jugar mas 
Sería capaz de encontrar algún motivo para no pudrirme en el aburrimiento de tener que levantarme...solo para mirarme la cara en el espejo
Ver la miseria que corroe lentamente la figura y los fantasmas
Se...podría correr y esconderme...sería otra estupidez...una mas para ese espejo maldito
Yo...se...no importo mucho a los otros-otros...ni siquiera saben que existo todos los días...solo cuando me ven en la esquina...comprando pan para el desayuno
Se...todo está en mi mente...no en las otras mentes...ni en pensamientos ajenos a mi
Solo yo voy creando mariposas con colores...nadie mas fluye conmigo y mi delirio de amor
¿Y...qué importa si así soy mas volátil?
Siempre volando en la música que sana este corazón que sueña con utopías...no tan acordes a lo que debería...pero...¿quién puede frenarme?
Brutal realidad del reflejo
Un día...llegará y se esfumará la figura...vieja y solitaria...ni siquiera yo saldré a despedirla...ya me habré ido tan lejos...tan infinitamente lejos
Hoy tengo la libertad de decir...no me siento en el cuerpo...no me siento en el corazón...estoy en una flor naranja...mi alma...semejante a un sol 
Y que puedo decir de la inocencia...hace tanto que la perdí de vista...algunas veces...la veo en los ojos de algún niño



1 comentario:

Cuerditas...