lunes, 7 de julio de 2014

Latiendo...latiendo...latiendo...





La anciana bruja del norte, recibió un regalo del sol...que la había sanado un par de lesiones,que le había hecho el frío agosto del año pasado
El frío agosto no lo hizo a propósito...solo al descuido...es que no sabía que la bruja vieja no soportaba el dolor...no sabía que sus huesos...estaban tan frágiles...tanto como su corazón
Entonces el sol dijo una frase cierta...con los ancianos...nunca se sabe...a veces parecen tan muertos y otras se viven toda una vida en un segundo...no...no se sabe nada con ellos
A veces parecen una dócil flor...que ni el viento las puede arrancar...doblándose de aquí para allá y para el otro lado...del lado opuesto a la razón de vivir
La anciana bruja del norte...esa bruja que vive hacia el norte del bosque...recibió un regalo del sol...una noche de sol naciente...que brotaba desde la esquina...sus colores se desbordaban con una canción sin igual...las sensaciones se anidaban y se quedaban en la piel...los sentimientos....se dibujaban a contra luz en su corazón...latiendo....latiendo...latiendo...al compás de un rayo solar...transparente






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuerditas...