lunes, 27 de octubre de 2014

En una canción de cuna









En el bosque Magenta vivía una vieja bruja...una pobrecita bruja sicópata que no tenía hijos...tampoco hijas...
Como era tan retorcida...tanto como ciega y extraña...su pasatiempo favorito era torturar y maltratar a todos los brujitos y brujitas del bosque...quienes la querían tanto como miedo le tenían
Era la niñera obligada de la comunidad brujuna...al no tener hijos...cuidar hijos ajenos le daba un toque de tara a su personalidad de bruja poderosa...muy poderosa
La verdad es que no hay...no habrá persona como ella...que aún resentida ha dado tanto por todos los niños
Se ha ido...y ha dejado una estela dorada de tristeza en el aire que rodea al bosque
Todos los niños lamentan no haberle dado un beso de amor...pero era tanto el temor...que se ha ido tan sola y aparte
Creo el amor que a pesar de todos los garrotes...se ha quedado en los árboles...en las mariposas y en una canción de cuna...un amor complicado...pero amor al fin
Un nuevo ritual comenzará allá adonde duermen las lagartijas...los sapos y los ángeles despiertos







2 comentarios:

  1. Llévame allí, Gla, se tiene que dormir muy bien.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Y por qué era psicópata.. a veces das miedo.

    ResponderEliminar

Cuerditas...