jueves, 30 de octubre de 2014

Los besos del amor





De repente entra al salón percutado...la gordita vestida de negro...mira hacia los costados...hacia las paredes desiertas...blancas y por tres segundos...se asusta...se queda quieta...piensa...tose y se vuelve por mismo camino
Una hora después entra al salón percutado...la señora...vestida de negro...con un vestido diseñado por un artista de la moda...zapatos de cristal opaco y rayado...mirando con aires de no me miren que esta no soy yo...la verdadera yo es una gordita vestida de negro...que se asusta...cual rata cobarde ante los reflejos obscuros de los espejos
La reciben destacados chupatines morados y esqueletos guardados en los recuerdos 
Ella...se obliga a mentir por su propia nariz y sus orejas oblicuas...su cuello de mariposa ahorcada en el mas acá de lo previsto
Cuan miserable mundo de indigestos cabritos saltarines
Vaya una a saber cuando se vendrá la nueva señora de los percutones...percutados
Ella mira el reloj de los tiempos que van marcando los minutos en su cara de manteca azucarada...mira al renegado con la mirada ardiendo...mira al retrazante con la ira marcada en sus antenas de sol
El sapo mercader que abre las puertas de las variables habitaciones...trata de hacer las cosas bien...retratando a cada uno de los invitados que se hallan en el salón percutado
La señora vestida de negro...le pide al sapo que no la retrace...se tiene que encontrar con los besos del amor








3 comentarios:

Cuerditas...