sábado, 10 de marzo de 2012

Ese deseo de ser







El fogonazo de tus ojos me atrapó aquel día en que se celebraban los manifiestos de la libertad, yo me había preguntado...para qué servía en estas circunstancias...lo que no sabes es que ese día estaba tan apagada, tan obtusa y melancólica...sintiendo todas las nostalgias de mi vida que no supe ser.
El choque eléctrico de tus manos me regaló el amor en aquella mañana de tan triste marco e intuí  la alegría acerca de la libertad de tus dedos en mi piel.
No fue casualidad el sentir tus labios en aquel beso...fue el fuego de lo inevitable...tan esperado y así guardado en la memoria de mi existir.
El destino fue grosero y perverso al divertirse a mi costa...con tan preciado regalo...cruel...cruel e inesperado.
Más que puedo hacer...lo llevo en el corazón...escrito en la sangre...a veces brilla en mis ojos...en mis momentos turbios.
Fue en aquel instante que se abrió el corazón y la libertad se instaló en mis sentimientos al elegir amarte...al elegir soñarte...al elegir volar sin importar las causalidades de una borrachera desamorada y sin alcohol.
Quizás nunca pueda acariciarte al alba...después de una noche de luna nueva...sin embargo puedo decir que eres...toda mi vida en un minuto.
Fuego interminable que aviva en mi...ese deseo de ser...
Ese deseo de ser...sin importar cuantas máscaras pueda usar...sin importar todos los llantos...todas las risas...es el agua que debo beber...una y otra vez.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuerditas...