viernes, 27 de junio de 2014

Como sus besos de ayer




El libro era grande y el llamado Jotaverde estaba feliz
Jotaverde vivía en un pueblo lejano...muy lejano...cerca del sol naranja...a orillas del mar de playas azules
A él le gustaba ir de cacería al amanecer...cazaba rayos del sol...nacidos en ese día
A él le gustaba escuchar canciones dormidas en brazos del amor...ilusión...estelar
Se maravillaba al reconocer al mes de noviembre...época de la sana alegría y las risas fulgurantes
El libro era grande...apenas podía con el...estaba tan pesado...casi...casi que le sobraba espacio al sur del pueblo...suyo...de él...su pueblo en su corazón de melón amarillo
De repente y repetidas veces, recordó a la luna nublada...había pasado en otoño...otoño...otoño tan lejano...como el mismo pueblo...como Jotaverde...como su luces amanecidos...como sus besos de ayer
Jotaverde se escondía hasta de si 
Así se sentía a salvo de las miradas curiosas...él era tan irreal y sus colores se quedaban en el alma...
mi alma






4 comentarios:

  1. Este poema es perfecto¡¡, gla, no dejes de ecsribir¡¡
    entran ganas de tatuárselo una¡
    Un beso¡
    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. un fantasia que quisieramos vivir
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Era irreal, pero algun dia....
    Beos

    ResponderEliminar
  4. Gracias por ser tan real.

    ResponderEliminar

Cuerditas...