domingo, 1 de junio de 2014

Eterno y dulce manjar




Y todos los animalitos del bosque...se juntaron a jugar con el árbol mas viejo del universo...desde aquí hasta el infinito
Su corteza rugosa y acogedora de todo bichito que buscan un escondrijo...se abrían...se cerraban...se abrían...se cerraban
Sus hojas...ahora...muy amarillas bailaban... dando vueltas sobre si misma...al final de su tiempo se soltaban de las ramas que la contenían y se iban jugando con el viento fresco del otoño
Su savia...corrían dando vida a su interior...verde...muy verde...con el corazón amarillo...regalo del sol del verano pasado
Sus semillas...diseminadas por todo el lugar libre...se hundían en la tierra tibia que le daba vida nueva...nuevo árbol en el bosque
El deterioro constante...parecía no importarle mucho...siempre decía que vivía mas allá del tiempo y su flecha...mas allá de lo impensado...mas allá de la nada que a veces asomaba su cara desolada y trágica...es decir...así lo ven los que habitan en el bosque...creo que en realidad no tiene cara...o si...cara de nada y misterio...nada sabemos de lo que pasará dentro de tantos años que tenemos por delante
Los animalitos estaban felices...el árbol viejo les tenía preparado un manjar...preparado de su propia savia salvaje...eterno y dulce
Armonía brillaba en su espera...todos reían felices de estar...de su presencia nadie se perdía...su canción animaba la fiesta y las zapatillas bailarinas...no paraban de dar vueltas y vueltas alrededor del farol que alumbraba el lugar...donde estaban las mariposas mostrando el esplendor de sus alas

Dar vueltas y vueltas alrededor de la vida...el árbol viejo da vida







2 comentarios:

  1. Que lindo cuento.. me gustan todos tus cuentos.. Hermosa Flor de Loto.

    Yo también te contaré un cuento..

    Una vez alguien se enamoró de un pequeño frasco.. hermoseado en apariencia con bellos lazos.. decorado con animalillos del bosque.. florecillas silvestres.. pájaros cantores.

    Pero temiendo que el frasco contuviera algún líquido extraño.. y el olor fuera diferente al imaginado.. trató de nunca abrirlo..pero nunca de los jamases.

    Un día ocurrió que de aquel hermoseado frasco emanó un tufillo algo desagradable para nuestro personaje.. pero nuestro querido protagonista.. pensó: "serán imaginaciones mías.. no.. no.. tal vez incluso sea que alguna misteriosa y voraz boca de cloaca haya impregnado con su fétido olor al pequeño frasco.. y con ello.. ese tufillo le persigue.. sí.. de seguro que será eso.. dejaré pues.. pasar un breve y prudencial tiempo hasta que desaparezca la hediondez que le rodea.

    ResponderEliminar
  2. Así pues.. dejó pasar los días.. y continuó amando a aquel hermoseado frasco de apariencia agradable.

    Pero pasaron otros acontecimientos.. y otras feroces bocas de cloacas devoraban aquí y allá.. y volvían a impregnar de horripilante olor fétido a aquel pequeñito y delicado frasco..

    Pero nuestro protagonista.. no se daba por vencido.. y no claudicaba en su empeño.. se decía una y otra vez.. "no.. no es el frasco.. son esos apestosos que rodean al frasco".

    Hasta que un buen día.. una brujillinda.. de esas que son mágicas a medias.. me dijo al oído.. "prueba a abrir el frasco".

    Y abrí el frasco.. y entonces.. nuestro protagonista quiso morir.

    Y colorín colorado.. este cuento se acabó.

    Espero que te gusten las lentejas que preparé.. huélelas al menos.. mujer.. huele que da gusto.. y las anchoas con queso le dan un toque de rechupete.

    BECHOS.. ALADOS.. BRUJILLA.

    ResponderEliminar

Cuerditas...