jueves, 28 de agosto de 2014

A ninguna parte





Hola pequeño bicho enjaulado detrás del sol naranja...hoy podrías atreverte a salir de tu encierro voluntario y dejar la estupidez fuera de tu cuerpecito gordo y asqueroso
Daleeee...vení a saltar conmigo dentro de la lámpara de fuego...prometo no defraudarte con el dolor...por sentir
"A mi me faltaría un día meeeenos...paraaaaa el alllta en el manicomio"

Después de todo...la vida no deja de ser extraño...por mas que llueva margaritas en mi mate-cocido...ni siquiera lo podrías ver aunque tus soles se encuentren conmigo y me digan...no lo hagas...si yo te amo...pero no puedo lidiar con mis gustos raros al haber degustado aquel páncreas en el club de los idiotas marcados

Daleeee vení que el colectivo apura la marcha y me estoy yendo hacia ninguna parte
En esta historia todo se vuelve amarillo...muy lentamente y con mucha paciencia



1 comentario:

  1. Oh Dios.. a veces me asusta de cojoocojines..

    ResponderEliminar

Cuerditas...